sábado, noviembre 06, 2010

7:13

Favelas brasileñasLa realidad de las favelas de Río de Janeiro y de las barriadas pobres de otras ciudades del mundo es mostrada bajo la óptica de sus habitantes en un festival de cine que busca convertirlos en portavoces de sus propias vidas y “democratizar” el séptimo arte.

Bajo el lema “De la periferia para el mundo”, la cuarta edición del Festival Internacional de Cine de Cufa (Central Única de las Favelas) abrió esta semana en el Centro Cultural do Banco do Brasil, en Río de Janeiro, donde hasta el 5 de septiembre competirán 74 largometrajes de ocho países americanos y europeos.

La gran protagonista es 5X favela (Cinco veces favela): Ahora por nosotros mismos, una versión moderna de la clásica 5X Favela realizada en 1961 que presenta, en cinco cortometrajes de 20 minutos, las muchas realidades de las barriadas cariocas.
Cineastas. La reciente producción, que se estrenó mundialmente este año en el Festival de Cannes, fue enteramente creada, escrita y filmada por sus habitantes y, en algunos casos, ex traficantes de las favelas, al igual que las otras películas en competición.

Sin embargo, sus creadores rehúyen la asociación automática a sus orígenes humildes. “Somos cineastas y punto. No se necesita ponerle la etiqueta de 'favela”, defendió Rodrigo Felha, director de uno de los episodios del filme en un debate sobre la producción.

Las favelas brasileñas saltaron a la gran pantalla con películas como Ciudad de Dios (2002), de Fernando Meirelles, o Tropa de elite (2007), de José Padilha —que estrenará este año su segunda parte— y a menudo son asociadas con escenas de violencia.

Los grandes títulos del cine nacional sobre la vida en las barriadas pobres pesan en el éxito internacional de películas con menor presupuesto, como las que se presentan en el Festival Cine de Cufa.

Las películas en competición retratan las diversas facetas de los barrios marginales y reflejan una realidad palpable. (Vía > La Razón)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido. Así que...